Ruptura de lineas en el fútbol

Hay un eterno debate doctrinal entre los amantes del regate y conducción y los que apuestan por el juego rápido de uno o dos toques, sin encarar al rival.

En este ejemplo, observamos la ruptura  de la linea medular con el recurso del regate y posterior triangulación colectiva, siendo tan válido como un desplazamiento largo de balón.